por Carlos De la Rubia

Claves para entrenar la mente

No importa cuál sea la disciplina o el campo en el que vayamos a trabajar, para todos y cada uno de ellos es importante entrenar nuestra mente. El ejemplo más sencillo de comprender y el ámbito en el cual hay más avances, es en el deporte. Todo deportista realiza un gran entrenamiento físico para obtener una forma que le permita competir, pero de forma paralela, también trabaja su mente.

El entrenamiento mental consiste en trabajar nuestra psicología interna para llegar a nuestras metas, nuestros objetivos. En trading no cambia la situación y la psicología del trading es esencial para lograr el éxito. En el pasado, ya hablamos sobre cuáles son nuestras fases psicológicas que podemos pasar antes de iniciarnos en el trading y una vez iniciados, cuáles son las claves del éxito.

Hoy nos centraremos en las habilidades paralelas que deberemos trabajar durante todo este proceso para entrenar nuestra mente y poder aumentar nuestras probabilidades de éxito. Las 5 claves para entrenar la mente en trading se centrarían en:

  • Motivación
  • Atención y concentración
  • Hábito y compromiso
  • Gestión emocional
  • Pensamiento positivo y autoconfianza

Si trabajamos cada uno de estos puntos, nuestra probabilidad de éxito aumenta. Pero no solo podremos obtener éxito en trading, si somos capaces de lograr realizar este entrenamiento mental, nuestro cerebro estará preparado para afrontar diferentes retos en el futuro con mayor facilidad, ya que habremos creado ya un camino del éxito. Así que vamos a ver como entrenar cada uno de estos aspectos.

MOTIVACIÓN

Uno de los principales entrenamientos para la mente, es trabajar la motivación. Aunque en muchas ocasiones la motivación podamos pensar que nos surge sola y si no se tiene, no se puede hacer nada, esto no es cierto. Puedes trabajar tu motivación para alcanzar cualquier meta. 

En un inicio, ante un nuevo propósito, esta motivación suele ser alta. ¡La ilusión por el nuevo objetivo tira de nosotros y parece que esto va a ser fácil! Pero la realidad es que toda meta requiere de esfuerzo y compromiso, y las primeras barreras pueden desmoronar nuestra motivación.

Las claves para trabajar con tu motivación están en:

  1. Define tus incentivos, cuál será tu recompensa por el esfuerzo? Recuerda que no tiene por qué ser material, pueden ser sociales, de actividad, de alimentos, etc.
  2. Establece las recompensas durante el proceso y tras su consecución.
  3. Trabaja las expectativas de autoeficacia, si no crees ser capaz, quizá no es el objetivo adecuado. ¡Antes de querer subir el Everest, vete el domingo a la montaña más cercana y ves subiendo de dificultad!
  4. Tus expectativas de resultado te harán mantener tu motivación alta, si sabes que tus acciones te llevarán sí o sí a esa meta, el esfuerzo solo depende de ti.

Tienes la fórmula para entrenar tu motivación, recuerda siempre que el refuerzo es muy importante y nuestra mente necesita recibir la satisfacción del progreso, remarca cada día tus avances para lograr esa satisfacción y marca ese camino en tu mente.

ATENCIÓN Y CONCENTRACIÓN

Estas habilidades son muy importantes para el trading. Si persistes y mejoras en trading, seguramente será porque esta habilidad ha ido creciendo contigo y logras mejores resultados. Por el contrario, si no mejoras tu atención y concentración, puede ser un factor de riesgo para el abandono.

¿Quieres saber como mejorarlas? Primero de todo, hay que saber que están muy relacionadas y sin atención no obtendrás concentración. 

La atención consiste en focalizar nuestra energía hacia un estímulo, esto permitirá que la información llegue a nuestro cerebro y sea retenida. Y la concentración, nos lleva a mantener esa atención durante más tiempo sin que haya distracciones.

Mantenerla no es nada fácil, ya que podemos tener varios estímulos externos que nos distraigan o lo peor, ¡los internos! Esos pensamientos que nos aparecen mientras operamos “como salte otro stop la cagué, no sé si debería haber entrado, esto es volumen relevante o no?”

Si quieres entrenar tu atención y concentración empieza por coger una serie de hábitos y ves poniéndolos en práctica:

  • Controla el espacio, un lugar tranquilo sin muchos elementos distractores.
  • La concentración necesita calentamiento, empieza a realizar tareas que requieran tu atención para prepararte antes del mercado.
  • El descanso y la estabilidad emocional son esenciales, si hoy no están correctos, mejor otro día.
  • La meditación ayuda a aumentar la concentración, te permite controlar los estímulos internos.
  • La rutina y operar siempre en la misma hora, ayuda a que tú cerebro asocie ese tiempo como un espacio de concentración.
  • No se puede sostener durante períodos largos, utiliza los descansos para ser más eficiente.

HÁBITO Y COMPROMISO

Este punto está muy relacionado con la motivación, por ello, cuanto mejor hayamos trabajado la motivación, más capaces seremos de coger un nuevo hábito y comprometernos con él.

La clave está en la definición del hábito (que no el objetivo aunque tengan relación) y el tiempo. El hábito puede ser en un inicio, dedicarle una hora al trading todos los días, tú objetivo seguramente sea aprender trading. Pero tal y como está planteado, está muy mal definido y es probable que eso, haga difícil que adquieras el nuevo hábito. Define bien tu nuevo hábito:

  • Pregúntate para qué quieres este nuevo hábito.
  • Define detalladamente, cuando lo pondrás en marcha, donde, cómo, que te lo recordará, etc. No dejes espacio para las excusas.
  • La alternativa: el día que no pueda operar, ¿qué haré? Intentamos crear un nuevo hábito, si surge un imprevisto he de tener un plan B (lectura postmercado, formación, psicotrading, etc)
  • No ser agonías. De uno en uno por favor, ahora no quieras correr porque perderás más tiempo. Adquiere un nuevo hábito, asiéntalo, pasa al siguiente.
  • Refuerza el nuevo hábito con algo agradable. Nuestro cerebro funciona por refuerzo, cuando mejor gestión hagas de ellos, más autocontrol logras.

Continuar y repetir, de esta forma podemos adquirir un nuevo hábito. Reiteramos la importancia de la definición, de tener un plan detallado para así poder ver la ruta en todo momento. 

El compromiso depende de nuestro para qué, si tenéis claro este para qué queréis vuestro nuevo hábito (el logro que esperáis obtener) os animo a que imprimáis una imagen que lo represente y la pongáis en un lugar siempre visible, será vuestro recordatorio.

GESTIÓN EMOCIONAL

La gestión emocional es una habilidad que se puede entrenar y mejorar, está claro que no decidimos qué sentimos, pero si tenemos el poder de saber que hacer con esa emoción. Si lo que quieres es entrenar tu mente para una mejor gestión emocional, vas a tener que ponerlo en práctica en todos los aspectos de tu vida. Os contamos los 4 pasos para poder lograr una gestión emocional inteligente y cuáles son las principales en trading:

Los 4 pasos de la inteligencia emocional según Peter Salovey y John Mayer:

  • Identificación emocional: Es el primer punto para poder hacer una buena gestión emocional, si no identifico bien la emoción que estoy sintiendo, seguramente no gestionaré bien y me equivocaré. Si piensas que es rabia porque el mercado no actúa como crees, culparás al mercado cuando quizá lo que hay es decepción por todavía no comprender bien el funcionamiento y la gestión correcta sería dedicarle más horas a la formación. Identifica bien tu emoción, luego ya trabajaremos con ella.
  • Facilitación emocional. Es maravilloso saber que nos podemos facilitar un estado emocional, recuerda que necesitamos concentración para estar delante del mercado así que seguramente puedas generarte una emoción de tranquilidad, tu música, tu espacio… ¡Utiliza las emociones a tu favor!
  • Comprensión emocional. Esta es nuestra capacidad de entender esa emoción, es el punto fuerte para poder saber que hacer con ella. Si sé de donde nace esa emoción, podré saber qué hacer con ella, siento rabia porque… Un error muy común es atribuir la responsabilidad de la emoción en lo externo, no funciona. Mira hacia dentro, por qué sientes tú eso.
  • Regulación emocional. Y aquí ya ponemos en marcha nuestras estrategias para regular esa emoción, nuestra inteligencia emocional coge fuerza en este punto! Si somos conscientes que sufrimos ansiedad antes de entrar al mercado, utilizaremos estrategias para lograr más relajación, si los stops nos encolerizan, tendremos nuestro abanico de autoinstrucciones que nos recuerden que un stop forma parte de hacer trading para que nos tranquilice. ¡El poder sobre la emoción lo tienes tú!

¿Y cuáles son las principales que emociones que puedes afrontar en trading? Pues serán muchísimas y depende de cada persona, pero es muy fácil encontrarnos con:

  • Frustración: Suele aparecer cuando no alcanzamos nuestros objetivos, cuando tenemos un día a 0 de entradas u oportunidades escapadas, esa que no viste o viste tarde y fue. También nos enfrentamos a esta emoción cuando hoy no puedo operar porque trabajo y en el análisis posterior, vemos como pudo darse el día. Hay 250 días aproximadamente para operar al año, tendremos nuevas oportunidades si hoy no hemos podido.
  • Rabia: Nos va a aparecer con los stops seguramente, y es normal que aparezca sin que tenga nada de malo. Lo negativo sería si estar rabia nos lleva a precipitarnos en otra entrada, a actuar fuera de nuestro método y perder disciplina. La mejor forma de gestionarla es recordar que los stops forman parte de las operativas y que si nuestro método cuenta con ventaja estadística, la probabilidad para el siguiente profit acaba de aumentar. Recuerda, siempre que actúes con disciplina a tú método.
  • Soledad: Si no generas un contexto, un grupo, comunidad o una persona referente con quien compartas dudas y entradas, en trading nos espera mucha soledad. La mejor forma de gestionarla es buscar un espacio con personas con los mismos objetivos para compartir. Somos seres sociales y esos espacios nos hacen falta, además de que eliminan muchas dudas e inseguridades.
  • Euforia: Una racha continua positiva y unos muy buenos profits, nos puede llevar a este estado emocional. Mucho cuidado aquí pues podremos tener un exceso de confianza y romper nuestra disciplina por esta emoción. El riesgo si pierdes la disciplina, es muy grande en este contexto, vuelve a poner los pies en la tierra y déjate de tonterías.

Estas son unas bases sobre la gestión emocional que nos van a ayudar para poder ir entrenando y mejorando nuestra habilidad, pero es importante saber que no todas las personas reaccionamos igual a los mismos estímulos, así que será importante ese autoanálisis y conocer que estrategias te funcionan a ti.

PENSAMIENTO POSITIVO Y AUTOCONFIANZA

Y para rematar nuestro entrenamiento mental, vamos a una habilidad que para potenciarla lo que requiere es mucha repetición.

Nuestro cerebro está programado para potenciar más esos pensamientos negativos, esos destructores que nos minan la confianza y nos intentan retirar de las metas. Si queremos cambiar esa dinámica, vamos a tener que poner en práctica el cambio de pensamiento consciente. Vamos a tener que forzarnos a pensar en positivo. 

No se trata de empezar a pensar que el mundo está lleno de flores y unicornios y nada malo o negativo sucede. Se trata de combatir los pensamientos negativos que nos generamos “no voy a aprender; esto es muy difícil para mi”  por otros pensamientos positivos que nos ayuden a lograr nuestro objetivo “es difícil de aprender pero si le dedico más tiempo lo lograré; aunque haya tocado stop, la entrada está bien hecha y con lógica”. 

Nuestra mente funciona con un A-B-C, pensamiento-emoción-conducta. Piensa negativo, las emociones serán desagradables y la conducta de abandono o rechazo. Piensa positivo, las emociones serán agradables y la conducta de mejora o crecimiento.

  • Autoinstrucciones positivas: Esta será la herramienta para generar esos pensamientos y para mejorar nuestra confianza. Ten mensajes que te recuerden la fiabilidad de tú método, tus horas invertidas, tus datos positivos del pasado, ayúdate en este presente para el momento de duda del futuro o para cuando tengas que gestionar alguna emoción desagradable.

Estos son algunas claves para entrenar tu mente, si sigues cada una de estas pautas y las pones en marcha de forma constante (no todo a la vez por eso de quien mucho abarca…) y progresiva, puedes lograr una salud mental muy positiva para afrontar cualquier meta que te propongas. Te repito, cualquier meta que te propongas y si en este caso has escogido el trading, estás en el camino correcto para poner todo de tu parte y lograr el éxito. ¡Ánimo y disciplina!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

#iguru_soc_icon_wrap_63363a6c94cc6 a{ background: transparent; }#iguru_soc_icon_wrap_63363a6c94cc6 a:hover{ background: transparent; border-color: #ec127e; }#iguru_soc_icon_wrap_63363a6c94cc6 a{ color: #acacae; }#iguru_soc_icon_wrap_63363a6c94cc6 a:hover{ color: #ffffff; }

10% Descuento!

Suscribete a nuestra newsletter y consigue descuentos en todos nuestros productos y cursos
Enviar
Si tienes dudas... Ya sabes, mejor preguntar :)
close-link