por Carlos De la Rubia

Trading psicológico

¿Qué es el trading psicológico? ¿En qué consiste la psicología del trading? ¿Cuáles son los aspectos más importantes de la psicología en el trading?

Realmente podrías centrarnos en dos aspectos principales según en el cual pongamos el foco. Por un lado estaría la psicología del trader, de la persona y las variables que le afectan o pueden afectarle. Ya hablamos de las fases psicológicas antes de iniciarse en trading, eso es solo una parte inicial y más adelante profundizaremos en esas otras variables que nos afectan en el directo. Hoy nos vamos a centrar en otro punto, en la psicología del trading. El propio trading tiene unas variables psicológicas a tener en cuenta, y vamos a hablar de como afecta el trading en nuestra toma de decisiones.

Todo lo que hoy vamos a explicar lo podemos encontrar en una maravillosa guía que creó la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) y si queremos comprender los detalles con más profundidad, el gran libro de Daniel Kahneman: “Pensar rápido, pensar despacio” nos aportará ese extra a nuestra curiosidad. No es un libro fácil de leer y requiere de una gran atención para entender lo que nos quiere explicar. Pero si lo logras, el aporte de valor es enorme y os ayudará a comprender mucho mejor como funciona nuestra mente y nuestros errores mentales.

La toma de decisiones

El trading es una toma de decisiones constante, lo es desde el primer momento que decides iniciarte. ¿Por dónde empiezas? ¿En qué mercado quieres operar? ¿Qué tipo de trading quieres realizar?

Cuanto más grande es nuestro abanico de posibilidades, más probable es que nos cueste elegir, que suframos un boom de sobre información y al final, la propia ansiedad nos haga escoger cualquier cosa o retirarnos.

Nuestro cerebro necesita ayuda y se la tenemos que ofrecer, esto es como cuando quieres comprarte un coche. ¿Cuántos tipos de coche existen? ¿Cuál es el mejor? ¿Cuáles son las características que buscas y mejor se adaptan a ti? 

Si te dispones a verlos todos, tu cerebro sufrirá un colapso. Pero puedes ayudarle, el truco está en categorizar y reducir la elección final. Empieza por elegir marca y busca información, una vez escogida ve bajando, tipo de coche (turismo, deportivo, familiar) rango de precio, etc. Hasta que tu abanico se haya reducido a 2 o 3 y ahí investigas a fondo.

En trading tenemos la misma circunstancia, primero elige en qué tipo de mercado quieres operar:

  • Mercado de capitales de renta fija. Ejemplo: bonos de deuda de un país.
  • Mercado de capital de renta variable. Las acciones de las empresas o los índices.
  • Mercado de divisas. Aquí se comercian las monedas de diferentes países, se especula con el tipo de cambio entre ellas.
  • Mercado de criptomonedas. Bitcoin, Tezos, Ethereum, etc.
  • Mercado de materias primas. Oro, petróleo, plata, etc.
  • Mercado de derivados. Futuros y CFDs.

Y después podrás decidir el tipo de trading que quieres realizar:

  • El scalping es el trading orientado a realizar operaciones y obtener sus resultados en cortos plazos de tiempo, en cuestión de minutos.
  • El swing trading es aquel enfocado en realizar operaciones algo más alargadas en el tiempo, esperando obtener su resultado en cuestión de horas, días o incluso semanas.

Según la psicología del trading, esta toma de decisiones se centra en dos ejes principales:

  • Nuestra capacidad analítica, la cual evalúa de forma racional el contexto y todas sus repercusiones.
  • Nuestras emociones, estas influyen en el momento en el cual nos encontramos a la hora de tomar una decisión. Por ello nuestra autoconciencia emocional es muy importante.

Y para explicarnos como actúa nuestro cerebro con la relación de esos dos ejes, tenemos a Daniel Kahneman con su libro, el cual nos intenta hablar de dos sistemas:

  • El sistema 1 (pensamiento rápido) el cual actúa de forma automática y casi sin esfuerzo, es el pensamiento más intuitivo e involuntario.
  • El sistema 2 (pensamiento lento) que ya requiere de un esfuerzo mental y se encarga de procesos más complejos, el control es voluntario.

Nuestra mente está en continua interacción entre los dos sistemas, pero tenemos un cerebro perezoso que si puede tirará del sistema 1 antes de pasar al 2. En el primer sistema tiramos de todas esas intuiciones y percepciones, es una parte más emocional y que en muchas ocasiones comete errores. Para identificar esos errores tenemos que tirar del sistema dos, ya que es un proceso más lento y requiere de un análisis para tomar consciencia de su existencia.

La importancia de todo es que al iniciarnos, es más probable que realicemos más errores y requiramos de más esfuerzo para trabajar nuestra parte analítica y racional. Pero con el tiempo, nuestras intuiciones serán más acertadas (nuestro sistema 1 acertará más) porque habrá aumentado nuestra experiencia y tendremos nuestro ojo clínico de trader más trabajado.

Principales sesgos cognitivos

Los sesgos cognitivos son interpretaciones erróneas de la información y que influye en nuestra forma de pensar y tomar decisiones. Son atajos que toma nuestra mente para tomar decisiones, sin tener que analizar toda la información (toma de decisión del sistema 1 en vez del sistema 2), ya que esto nos ayuda a ser más eficaces, pero en ciertas ocasiones este atajo conlleva a errores. Vamos a ver los principales sesgos en el mundo de la inversión:

  1. Exceso de confianza: Crees saber más de lo que sabes y das tus conocimientos como certeros. Esto te puede llevar a sobreestimar las opciones de ganancia y subestimar la pérdida. 
  2. Ilusión de control: Sobreestimar que se tiene el control o algún tipo de influencia en algo que objetivamente no se tiene. Creer que por haber realizado unos análisis previos, controlas lo que va a suceder.
  3. Confirmación: Se trata de buscar información o interpretar la que se recibe, acorde con tus pensamientos. Si crees bitcoin va a subir, buscas la información que corrobore este pensamiento y así crees estar en lo cierto, esto entraña bastantes peligros.
  4. Anclaje: Consiste en anclarnos a una primera idea y obviar o descartar la información posterior que la contradice. Observas la rentabilidad de un producto y te anclas a esta idea de crecimiento, ignorando la información posterior de los riesgos que existen.
  5. Autoridad: Muy común, sobreestimar la información que nos da otra persona por el mero hecho de quien es. Como X persona dice que esta es una buena idea de inversión, me meto de cabeza sin ni siquiera cuestionar. Decide tú que haces con tu dinero y no los demás.
  6. Efecto halo: La predisposición de enjuiciar según un aspecto positivo o negativo de la persona o empresa. Como hablamos de apple será positivo sin entrar a valorar otros aspectos o si se adapta a nuestro perfil de inversor/a.
  7. Prueba social: Aquí vamos todos a una, como no sé qué hacer yo, sigo lo que hacen los demás e imito su inversión. Cuando sucede el desastre tu respuesta acaba siendo “como todo el mundo lo hacía…”
  8. Descuento hiperbólico: Esto sucede cuando te desvías de la disciplina. Se trata de acabar escogiendo recompensas más pequeñas e inmediatas, en vez de recompensas mayores pero más alejadas en el tiempo. Resulta que el sumar cuanto antes nos atrae demasiado y nos retira de nuestro plan y objetivo inicial, una muestra de mala disciplina.
  9. Aversión a las pérdidas: El miedo a la pérdida nos puede hacer mantenernos en situaciones con pocas perspectivas de recuperarnos. No queremos perder y sostenemos la inversión por si… Acabamos perdiendo todo nuestro dinero. También puede suceder el efecto miopía en inversiones a largo plazo, perdemos perspectiva y sobrereaccionamos a notícias que afectan al corto plazo. Cuando el miedo inunda a los mercados y te dejas llevar por esa emoción de un estado temporal.
  10. Statu quo: Interpretas el punto de referencia siempre como el actual, y cualquier cambio supone una pérdida. Ahí que tener en cuenta la evolución de la cartera para las valoraciones.
  11. Predisposición al optimismo: Se trata de sobreestimar lo positivo y subestimar lo negativo. Deja esta visión para otros aspectos vitales, en la inversión se necesita menos optimismo y más realismo.
  12. Falacia del coste hundido: Es lo que nos lleva a mantener una inversión que ya ha generado o está generando pérdidas, por temor a perder lo invertido. Disciplina, si toca perder, toca.

Estos son los principales sesgos que nos encontramos en el mundo de la inversión. No se trata de que nos obsesionemos con ellos, simplemente que tomemos consciencia de su existencia y así podamos comprender mejor nuestro comportamiento en este campo. La consciencia nos va a permitir reconocer cuando nos suceda o nos encontremos delante de alguno y así poder ponerle remedio.

Recordad siempre nuestras herramientas para tener éxito en trading, la clave más importante está en la disciplina, tener un plan de trading y seguirlo, nos podrá evitar muchas situaciones perdedoras, así que… ¡Ánimo y disciplina!

Comentarios (01)

  1. Karla
    junio 6, 2021

    Gracias por tu aportación. Feliz semana.

    Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

#iguru_soc_icon_wrap_638a025d2a2d4 a{ background: transparent; }#iguru_soc_icon_wrap_638a025d2a2d4 a:hover{ background: transparent; border-color: #ec127e; }#iguru_soc_icon_wrap_638a025d2a2d4 a{ color: #acacae; }#iguru_soc_icon_wrap_638a025d2a2d4 a:hover{ color: #ffffff; }

10% Descuento!

Suscribete a nuestra newsletter y consigue descuentos en todos nuestros productos y cursos
Enviar
Si tienes dudas... Ya sabes, mejor preguntar :)
close-link