por Emilio Ruiz

Cómo ser un trader rentable y consistente

¿Tener amplios conocimientos del mercado te garantiza ser un trader rentable y consistente?

Muchos principiantes piensan que para llegar a ser un trader rentable y consistente solo tienen que aprender análisis técnico y fundamental, piensan que es el único factor principal para lograr beneficios consistentes en el trading. Como resultado de esto, estos traders acaban siempre haciendo lo mismo: leer los libros típicos y más populares de trading, estudiar charts y hacer predicciones.

Todo este estudio y esas predicciones parecen extremadamente importantes hasta que llega el momento de transformar esas predicciones en acciones para ganar dinero real en los mercados. Aquí es cuando el juego cambia de manera radical. Con dinero real sobre la mesa, el impacto psicológico del trading en vivo y en directo te sacude de golpe en la cara, con una tendencia a tirar por suelo todo tu estudio y todas tus predicciones.

Llegados a este punto, si el trader ha fallado o no le ha dado la suficiente importancia al entrenamiento mental para hacer trading de manera óptima, corre un alto riesgo de auto sabotaje durante la operativa. El plan de trading inicial pasa a un segundo plano cuando, dentro de una operación, el precio corre en su contra cada tic. Y antes de que se de cuenta estará alejando o lo que es peor, quitando, su orden de stop loss. O incluso puede que se encuentre añadiendo más contratos o lotes a una posición perdedora con la esperanza de darle la vuelta a la situación. Y esto acaba culminando casi en un ataque de pánico, empiezan los rezos y las plegarias, haciendo promesas de que si todo sale bien no volverá a hacer en el futuro tales barbaridades en el gráfico.

A simple vista, el trading puede parecer bastante simple, todo el mundo dice lo mismo de “compra bajo y vende alto”, “corta tus pérdidas rápido y dejar correr las ganancias”, y así una gran lista de axiomas que parecen no tener fin.

Me atrevería a afirmar que si solo fuese cuestión de dinero lo que está en juego, cada trade sería mucho más sencillo de sobrellevar. El problema es que muchos ponen en juego bastantes más cosas que el dinero: su ego, sus creencias, sus sueños, sus valores, sus expectativas irreales a corto plazo, etcétera. De este modo cuando un trader consigue un trade ganador, este le refuerza todo lo que acabamos de mencionar. Esa ganancia le está confirmando que al fin recibe el reconocimiento, además del dinero, que se merece gracias a su magnífica interpretación del mercado.

Pero cuando se encuentra con un trade perdedor, piensa que es un absoluto fracaso en todo. Pasa a convertirse de pronto en ese rechazado inútil que todos siempre pensaron que era. Salta de la euforia al abatimiento según el resultado de un simple trade.

Y así es como transpiran la mayoría de traders novatos durante su jornada bursátil. Y como es lógico, este vaivén emocional no es nada efectivo ni sostenible a largo plazo para ser rentable. Y al final esto acaba de la siguiente manera: empiezan estudiando lo básico, hacen algo de trading real, consiguen pésimos resultados emocional y financieramente hablando, y acaban por abandonar (y criticar algunos) el trading.

Pero esto no tiene por qué ser así. Afortunadamente, se puede construir un proceso de éxito aplicando principalmente dos factores o componentes.

¿Cuál es la fórmula del éxito para obtener rentabilidad consistente?

¿Conocimiento = Ganancias consistentes? No.

¿Conocimiento + acción = Ganancias consistentes? Está cerca, pero sigue sin ser del todo válido.

La fórmula para el éxito es…

Conocimiento + acción + feedback + mejora de acción = Evolución

El secreto para alcanzar ser un trader rentable y consistente es aplicar esta fórmula tanto para tu sistema de trading, como para tu mentalidad. Y después de las suficientes iteraciones de “feedback + mejora de acción”, para así afinar tanto tu método como tu rutina de trabajo, empezarás a obtener consistencia en tus resultados.

Como discutimos anteriormente, la mayoría de nosotros piensa (o pensó en algún momento en sus inicios) que adquirir los conocimientos teóricos del mercado ya debe ser material suficiente para lograr el éxito. Entonces aplicamos estos conocimientos ejecutando algunos trades. Normalmente, estos trades no acaban muy bien y llegan los malos pensamientos. Pero a pesar de nuestros pensamientos derrotistas, el mercado ya nos está dando feedback, el problema es que al principio este feedback solemos pasarlo por alto o lo malinterpretamos.

En muchas ocasiones, acabamos determinando que nuestros problemas de trading se siguen debiendo a una falta de entendimiento del mercado. ¿Y qué hacemos? Volver a los libros, volver a los charts, e intentar esta vez hacer mejores predicciones. Pero haciendo esto, hemos perdido la oportunidad de oro de aprovechar el feedback que el mercado nos dio en su momento. E innumerables traders acaban atrapados en ese bucle de “conocimiento + acción” durante años malinterpretando el feedback que nos ofrece el mercado, siendo incapaz de tomar “mejores acciones“.

Solo cuando reconocemos que estamos accediendo al mercado con una mentalidad inapropiada, es cuando empezamos a dar los primeros pasos para cambiar la dinámica negativa, y así evolucionar. Ahora, en lugar de tener una actitud combativa con el mercado, podemos estar en armonía con el. En lugar de convertir el trading en una experiencia aflictiva, podemos hacerla agradable y constructiva.

Por muy místico que suene, numerosos traders luchan incansablemente para no alinear su forma de pensar con las características reales del mercado. Médicos, abogados, y otras personas de supuesto gran prestigio ingresan al mercado pensando que ya tienen lo necesario para tener éxito. Pero el éxito externo no tiene porqué traducirse en éxito dentro de los mercados.

Al mercado no le importa tus éxitos del pasado, tus titulaciones o certificados de excelencia, ni tu coeficiente intelectual. De hecho, al mercado no le importas absolutamente nada, es completamente impersonal. Esto puede sonar duro para mucha gente, pero también brinda una oportunidad increíble para otras. Todo lo que importa dentro del entorno de los mercados es tener una ventaja estadística y poder capitalizar esa ventaja. Cuando te enfocas en esto último, el éxito en el trading puede parecer hasta sencillo.

Conclusión: Usa la fórmula del éxito para ser un trader rentable y consistente.

Al fin y al cabo, el trading es una actividad que desafía constantemente nuestro crecimiento y desarrollo mental. Así que para tener éxito, es necesario que te enfrentes y analices tus aptitudes, tus creencias, percepción sobre el dinero, el riesgo, la certeza, la competencia, y el aceptar estar equivocado, entre otras cosas. Estos temas tienden a producir emociones fuertes en nuestro interior, emociones que pueden nublar nuestro juicio y alterar nuestros comportamientos.

Si eres humano, es probable que caigas al menos en una de estas categorías: obsesión con ganar dinero rápido, odiar el riesgo, no aceptar la incertidumbre, evitar la competencia o detestar equivocarte. Sin embargo, todas estas actitudes están en conflicto directo con la mentalidad necesaria para generar éxito y rentabilidades consistentes en el trading. Esto significa que operar dentro del entorno del mercado requiere cambios en nuestro propio entorno, y en nuestro interior.

Así que escuchad atentamente vuestros pensamientos y emociones mientras operáis en los mercados, y tomad nota de ellos. ¿Son raciones o irracionales? ¿Planeados o impulsivos? Luego, conectad esa información con los resultados. ¿Qué feedback os está proporcionando el mercado? ¿Están siendo recompensados los comportamientos racionales y planificados? ¿Están siendo castigados los comportamientos irracionales e impulsivos?

Aprovecho este último párrafo para enseñaros el mensaje que hoy le he dado a mis alumnos en la sala de trading tras una sesión operativa:

“Bueno chicos, este es el resumen de como un día de trading puede sacar a cualquiera de sus casillas. Una oportunidad clara en YM que se me escapa por andar distraído revisando otras tareas en el PC, otra oportunidad en el SP500 que no toma mi orden por un tic. Otra nueva oportunidad en el NQ que se va directo al target sin darme la confirmación previa necesaria, y mismo escenario en el YM minutos más tarde. Hay días que simplemente el mercado no está para uno, y yo emocionalmente lo último que necesito hoy es un stop de última hora o una decisión irracional. Por lo que prefiero abandonar la sesión por hoy. Luego más en frío, analizaré si hubo más oportunidades y grabaré la clase post mercado”.

Con el tiempo y la experiencia, los datos estadísticos os ayudarán a reemplazar los pensamientos y comportamientos destructivos por otros más constructivos. Recordad que vuestro propio cerebro, así como el mercado, os provee de constante feedback y oportunidades para la mejora constante. Solo debéis adoptar el nivel de autoconciencia adecuado y objetivo.

En conclusión, operar en los mercados financieros puede derivar en dos situaciones:
1) Una auténtica pesadilla emocional y financiera, si así lo permites.
2) La mayor y mejor oportunidad de tu vida para el desarrollo personal y financiero.

La elección de cómo hacer uso del mercado dependerá totalmente de vosotros.

¿Quieres más información valiosa para lograr ser un trader rentable? He aquí un artículo que te brinda 10 tips para reducir los errores en tu trading: https://www.tradingaldia.com/10-tips-para-reducir-los-errores-en-trading/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

#iguru_soc_icon_wrap_6286805b27a17 a{ background: transparent; }#iguru_soc_icon_wrap_6286805b27a17 a:hover{ background: transparent; border-color: #ec127e; }#iguru_soc_icon_wrap_6286805b27a17 a{ color: #acacae; }#iguru_soc_icon_wrap_6286805b27a17 a:hover{ color: #ffffff; }

10% Descuento!

Suscribete a nuestra newsletter y consigue descuentos en todos nuestros productos y cursos
Enviar
Si tienes dudas... Ya sabes, mejor preguntar :)
close-link