por Carlos De la Rubia

Como cambiar de vida radicalmente

Alguna vez has querido cambiar de vida? Quizá no completa pero sí un cambio, no sabes el que ni quizá tampoco el como, pero tienes esa sensación de que quieres cambiar algo. Lamentablemente ese es un ciclo que se puede ir repitiendo a lo largo de tu historia y que si verdaderamente no te comprometes contigo mismo/a, esa sensación te acompañará el resto de tu vida.

¿De verdad quieres? ¿Crees que sí es de verdad? ¿Este es el momento?

Pues te ayudaré a fijar esas metas que te permitan lograr ese cambio en tu vida. Según la situación en que te encuentres, los pasos serán distintos, nuestro momento del ciclo vital es importante para tomar esta decisión. Vamos a ver estos aspectos que son diferentes según la etapa vital y aquellos que son comunes. En definitiva, ¿de qué hablaremos?

  • Aspectos comunes para un cambio de vida.
  • Como cambiar de vida a los 30.
  • Como cambiar de vida a los 40.
  • Como cambiar de vida a los 50.
  • Como cambiar de vida a los 55.

Prometo hacerlo ameno y recordar siempre que sí ya lo habéis intentado y no lo habéis logrado, en la siguiente ocasión estaréis más cerca!

Si lo queréis radical radical, es más sencillo. Buscad un destino, haced la maleta y volar. Os cuento las bases para un cambio más duradero y más pensado.

Aspectos comunes para un cambio de vida 

No importa en que momento te encuentres ni en que etapa estés, si quieres/necesitas un cambio en tu vida, sí o sí vas a tener que realizar ciertas acciones.

Punto uno. La primera, la más importante, la esencial para que realmente la decisión vaya algún lugar o se quede una vez más en un simple deseo por la exasperación vital que sientes. Te lo cuento:

COMPROMISO/ESFUERZO/MOTIVACIÓN

Menudo zasca inicial verdad? Bueno pues siento decir que no hay otro camino, en general ese es el camino para el cambio en cualquier aspecto. Si deseas el cambio por una desmotivación de tu vida actual pero no potencias la motivación en lo que quieres lograr y como lo quieres lograr… estarás firmando quedarte en el mismo lugar para siempre y quejarte de la mierda de vida en el bar, en casa o en todos los lugares posibles.

Así que mejor contar con motivación. Si no sabéis como encontrar esa motivación, ese tendrá que ser vuestro primer objetivo. Os contaremos como poder hacerlo en otro artículo.

Venga, partimos con que la motivación está pero resulta que queréis lograrlo sin ningún esfuerzo, lo queréis para ya, para mañana y que empiece a rebosar la felicidad en vuestras vidas. Pues tampoco va a ser. Si queréis salir de esta rutina en la que estáis inmersos/as, se va a necesitar esfuerzo sí o sí, y también compromiso, no con nadie si no con vosotros/as mismos/as. Preguntaros cada día:

  • ¿Qué he hecho hoy para estar más cerca del cambio?

Si la respuesta es nada, que no os decepcione el resultado después, que no lleguen las campanadas de fin de año y digáis “otro año igual pero el siguiente…” el siguiente nada si no empezáis a espabilar y comprometeros a realizar algo cada día. Sí, CADA DÍA!

Así que resumiendo, el primer paso para cambiar de vida para cualquier persona pasa por la motivación, el esfuerzo y el compromiso. 

Punto 2. Quizá un poco más complejo y que requiera algo más de tiempo pero la verdad que verdaderamente productivo. El punto dos consiste en determinar en que aspectos quiero ese cambio, en que intensidad los necesito. Mayoritariamente la rueda vital se define de la siguiente forma:

  • Desarrollo profesional: Necesito cambio de trabajo, o una mejora profesional, siento insatisfacción?
  • Desarrollo familiar y amistades: Necesito más relaciones sociales, menos, más contacto con mi familia, menos.
  • Desarrollo de pareja/relaciones: Insatisfacción en mi relación de pareja, necesidad de tener más actividades conjuntas, menos.
  • Dinero: Necesito aumentar mis ingresos, vivo al límite y casi no ahorro.
  • Salud: Me cuido poco y necesito mejorar.
  • Desarrollo personal: Es una cuestión individual y siento insatisfacción conmigo mismo?

El ejercicio es sencillo. Puntúa de 1 a 10 cada ítem según lo satisfecho/a que te sientas con cada uno siendo 10 totalmente y 1 nada. Es algo fácil y muy visual, con ello podremos establecer cuáles son los aspectos que quiero cambiar y cual es ahora mismo más necesario.

Punto 3. Una vez superado los dos primeros pasos, en este tercero ya nos toca definir. Escoge una de las categorías anteriores y define que sería para ti subir un punto más en esa categoría. Por ejemplo, si estás en la categoría del dinero y te has puntuado con un 4, quiero que definas que sería estar en un 5. “Bueno pero yo no quiero un 5, quiero estar en un 10” Me parece muy bonito pero al 10 no se llega sin pasar por el 5 y esto tiene una dificultad exponencial, así que empieza a ir paso a paso o irás de fracaso en fracaso.

“Para sentirme en el 5 necesitaría ganar al menos 150 euros más mensuales” Estupendo, ya tienes objetivo, y ahora, ¿qué vas a hacer para lograrlo?

Como veis la dinámica es sencilla y podemos estar trabajando en diferentes categorías a la vez, recomiendo no intentar abarcar demasiadas, ya que la sensación de angustia puede ser elevada y la percepción de no avance nos hará abandonar. Así que trabajar con una o dos categorías máximo y dependiendo del esfuerzo que requiera el objetivo.

Estos son los tres puntos comunes para cambiar de vida (no contamos el coge la maleta y vete). Ahora bien, vamos a ir contando algunas especificaciones de cada rango de edad.

Como cambiar de vida a los 30

Si te encuentras dentro de este rango de edad, estás ante una buena situación para poder realizar el cambio. Siempre se puede realizar en cualquier rango, pero en esta etapa tu margen para pivotar suele ser más elevado así que dispondrás de más oportunidades para el cambio.

Una vez que hayas pasado por los puntos comunes, lo más importante de esta etapa es no querer correr. Nos encontramos justo en ese limbo en el cual empezamos a dejar la juventud social establecida por edad y nos gustaría que ya todo estuviera dirigido y bien encaminado para disfrutar el resto de años. No cometas ese error.

Aprovecha la red de apoyo que puedas tener en tu entorno, ya sean amistades o familiares. Si encuentras a personas a fines que se encuentren en el mismo momento que tú, une fuerzas para compartir y remar en una dirección similar. Una de las dificultades para estos cambios es la percepción de soledad, comparte y vencerás esta percepción.

El otro aspecto importante de esta etapa que suele ser motivo de necesidad de cambio es el financiero/laboral. Nos asusta vivir toda la vida en el mismo lugar de empleo o con la misma remuneración. Sé inteligente y asesórate, busca las alternativas y la formación para mejorar tus ingresos, ahora estás a tiempo para estar dentro del mercado laboral, quizá dentro de 10 años sea un poco más tarde. Y si buscas la libertad financiera, empieza desde hoy, si quieres invertir tu capital para ver como aumenta con los años, necesitarás formarte adecuadamente en bolsa y los diferentes formatos de inversión que existen para encontrar el adecuado para ti.

Como cambiar de vida a los 40

Una buena etapa para tomar la dirección del cambio de vida. La principal barrera que nos encontramos en este momento es el autocastigo. El porqué no lo he hecho antes, el pensar que quizá es demasiado tarde. Esta es la barrera más grande a superar en esta etapa, no te dejes llevar por esos pensamientos.

  • Refuerza todo lo positivo del cambio
  • Marca tus metas y objetivos
  • Experimenta las emociones que tendrías si lo logras

Siempre es un buen momento para buscar el cambio que te aporte más felicidad, vuelve a los aspectos comunes y, ¡a por ello!

Cambiar de vida a los 50

Aquí nuestro margen de pivotar es más corto. La dificultad más elevada de esta etapa son los vínculos y los arraigos, dependiendo siempre del tipo de cambio que queramos instaurar.

Estamos inmersos en una monotonía o rutina en la forma de funcionar, su base está trabajada durante muchos años y cualquier atisbo de cambio es visto como extraño y rechazo en nuestro entorno, el cual se ha podido burlar de nosotros/as en algún momento.

Si después de 50 años no ha llegado el momento para ti, ¿cuándo llegará? no hay mejor momento y más importante para hacerte caso que este. Rechaza toda la oposición que tengas en tu entorno y ve adelante con tu decisión, está es la parte más importante ahora.

Cambiar de vida a los 55

Parece que el rango es muy pequeño con respecto al punto anterior pero hay una diferencia vital, estás en tu última etapa de tu ciclo laboral y profesional. Probablemente, también hayan muchas etapas familiares ya quemadas y tengas más desahogo familiar. Realmente esta etapa es de más disfrutar y si no está siendo así, por ese camino tendría que ir el cambio.

Empieza el momento del egocentrismo, del narcisismo, empieza el momento de no pensar en nada más y elegir una categoría, la que quieras. Dedícate a ella 100%, la que más motivación, mayor ilusión y más entusiasmo te genere. Esta es la clave, escoger por la emoción y no por la razón.

Cambiar de vida para ser feliz

Realmente ese es el único punto que importa, el cambio para buscar más felicidad. No la felicidad completa porque no existe, si no todas aquellas emociones positivas que te genera el cambio, el entusiasmo, la felicidad, la ilusión, la alegría. La felicidad está compuesta precisamente de esto, de la satisfacción por el logro, de la superación del miedo y la frustración. Y todo ello se inicia, tomando una decisión. Sin decisión no hay cambio, sin cambio no hay felicidad. Tú decides.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

#iguru_soc_icon_wrap_63362bc6a1bf5 a{ background: transparent; }#iguru_soc_icon_wrap_63362bc6a1bf5 a:hover{ background: transparent; border-color: #ec127e; }#iguru_soc_icon_wrap_63362bc6a1bf5 a{ color: #acacae; }#iguru_soc_icon_wrap_63362bc6a1bf5 a:hover{ color: #ffffff; }

10% Descuento!

Suscribete a nuestra newsletter y consigue descuentos en todos nuestros productos y cursos
Enviar
Si tienes dudas... Ya sabes, mejor preguntar :)
close-link